Dueña de un estilo único que bordea el hippie chic, Florencia Santillán Iturres nos presenta su marca Catalina Klein, fundada hace un año bajo el lema “amamos lo que hacemos con las manos”. A través de ella ofrece una variedad de productos artesanales, desde ponchos tejidos en cuero y ecocuero hasta camperas superoriginales y coloridas para complementar el armado de un conjunto.

Es licenciada en Publicidad y Marketing, y amante del deporte y de la vida al aire libre. Para esta diseñadora, la creatividad no tiene límite, tanto es así que está próxima a comercializar sus productos en Nueva York, Ibiza, Punta del Este y algunos centros de esquí, y ya participó de la Semana de la Moda en Buenos Aires.

¿Qué te llevó a crear la marca Catalina Klein?

Siempre tuve una gran devoción por el estilo clásico y folk, nunca me faltó alguna prenda canchera que le dé vida al conjunto que tengo puesto; por ejemplo, un par de botas, una campera, un poncho, y ni hablar de los flecos… ¡Soy fanática! El año pasado estuve transitando una etapa muy triste en mi vida, así que me puse a tejer en telar como pasatiempo y distracción. De a poquito fui armando los ponchos y sin darme cuenta los estaba comercializando. El nombre de la marca es el de mi hija. Siento un orgullo y una emoción enorme por poder compartir este proyecto tan lindo con ella.

¿Qué tipo de productos ofrecen? ¿Cómo los describirías?

Es una propuesta muy interesante y original que no hay dentro del mundo de la moda. Ofrecemos ponchos y faldas reversibles, ruanas, capas, gorros para el invierno y ahora nos estamos metiendo en el mundo de las camperas. Jugamos con distintos colores, texturas y el uso de los flecos. Los productos son de carácter hippie chic y les da un toque canchero a los looks. La creatividad no para: todos los días quiero hacer algo distinto.

¿En qué consiste el proceso creativo a la hora de diseñar?

Mi mayor objetivo es dejar que la creatividad fluya. Formé un equipo muy lindo de gente a los que llamo artistas, que le ponen mucho amor y entusiasmo a lo que hacen, y eso me genera una felicidad absoluta. Cada uno hace su arte, los dejo libres para la elección de las mezclas y los colores, así el resultado es un producto único y superpersonalizado.

¿Sentís que tu pasión por el deporte influye de alguna manera al momento de crear?

Todos los días me paso horas arriba de la bicicleta, es un gran cable a tierra y una conexión increíble con la naturaleza. Soy muy observadora, miro mucho lo que pasa a mi alrededor, los colores, los movimientos. Todo es fuente de inspiración, nunca dejo de crear.

Tenés una marca muy joven y ya fuiste convocada para participar de la Semana de la Moda en París el año que viene. ¿Qué representa esto para vos y cómo estás viviendo este momento?

¡Siento de todo, es inexplicable! Es un emprendimiento que nació hace muy poco y no puedo creer la dimensión y el vuelo que tomó. Este es un reconocimiento para todos los que hacemos y formamos parte de este proyecto, ¡Somos una gran familia!

¿Qué implica preparar una colección para un evento tan reconocido mundialmente?

Es un desafío enorme y estamos superentusiasmados. Ya empezamos a diseñar, a plantear ideas y a empaparnos de las tendencias y los colores que se vienen. Es un orgullo enorme presentarle al mundo algo tan típico nuestro y hecho con tanto amor y tanta dedicación.

Por Melanie Shulman

CONTACTO

Instagram: @catalinaklein.hd

Facebook: Catalina Klein Oficial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Hacer yoga garantiza una vida más plena

Eugenia es licenciada en Comunicación por la Universidad de San Andrés. En sus viajes por …