Por Elena de la Llana, Facilitadora de reprogramación energética

Un nuevo año se aproxima y con él, la necesidad de hacer un balance, un cierre. Tenemos la oportunidad de tomarnos un instante para conectarnos con todo lo que sucedió y plantearnos nuevos objetivos.

Pudo haber sido un año superexitoso o no; sea cual fuere el resultado, la realidad es que vivimos la mayor parte de nuestra vida en piloto automático, sin cuestionar nuestras acciones o nuestra dirección de vida.

Nos convencemos a nosotros mismos de que todo está bien, de que somos felices, de que es normal vivir con un poquito de estrés, tener un trabajo que no nos gusta, de que somos afortunados por haber llegado adonde llegamos y de que no podemos quejarnos porque hay realidades más duras que las nuestras.

Entonces encontramos nuevamente una razón para quedarnos ahí, en la cómoda incomodidad, en esa zona gris que nos invita a hacer lo mismo una y otra vez, y a conformarnos con una felicidad a medias.

Te invito a salir de la resignación, a dejar el autoengaño y los sueños comunes y a reconectarte con tu visión interior. Asumí tus anhelos más profundos y animate a conectarte con la vida que querés y merecés. Todas las respuestas que necesitás para hacerlo están dentro tuyo. Dejá de buscarlas afuera, en otros o más adelante. Permitite explorar una vida libre de mandatos, de limitaciones, de malestar, de estrés y de obligaciones agobiantes.

¿Estás listo para vivir sin postergaciones, excusas y limitaciones? ¿Te animás a soltar eso que ya no necesitás para seguir evolucionando y encontrar tu autorrealización?

Que este año, tu única meta sea tu propia liberación. ¿Te imaginás qué existe más allá del miedo y de las rutinas que te dan una falsa sensación de seguridad y estabilidad? ¿Querés averiguarlo?

CONTACTO

Web: www.encuentro.pro

Teléfono: 15 5754-4874

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Es tiempo de brillar… ¿estás listo?

Por Elena de la Llana – Casa Eszka Suelo escuchar muchas historias de un cambio prof…