Por Lic. En Nutrición Valeria López MN 3598 – Health Coach Certificada Instute of Integrative Nutrition. 

Desde el jarabe de arce hasta la stevia y el azúcar mascabo, existe una gran variedad de edulcorantes que pueden hacer que te preguntes qué es lo mejor y dónde usarlos.

La mayoría de los edulcorantes están hechos con azúcar, un carbohidrato simple que se convierte rápidamente en energía y es conocido por dar un pico rápido de energía seguido de una rápida caída de esa misma energía, que a menudo, nos lleva a buscar otra fuente de energía rápida… una y otra vez.

Es importante recordar al elegir un edulcorante para satisfacer a los golosos, que no son todos iguales. Cada uno tiene sus propias cualidades y sabores distintos, y pueden afectar tu cuerpo de manera diferente.

Si bien muchos de nosotros inmediatamente asociamos el azúcar con los dulces, las galletitas o las facturas, algunos edulcorantes pueden ser beneficiosos para nuestra salud y bienestar. Por ejemplo, la miel orgánica tiene propiedades antibacterianas y los dátiles contienen fibra que ayuda a la digestión; ambos son completamente naturales, y si bien son opciones mejores (por su calidad, porque no están procesados, porque no contienen aditivos) siguen siendo altas en “calorías vacías” y siguen siendo azúcar, por lo tanto pueden hacer que caigas en las redes de los dulces provocando niveles más altos y bajos de azúcar en sangre. Como la mayoría de las cosas, los edulcorantes deben consumirse con moderación, es decir, que no siempre aplica su uso en todo. Una buena estrategia es empezar a probar antes de endulzar, porque muchas veces las comidas o bebidas son más ricas con su sabor natural y la costumbre de endulzarlas hace que no lo hayamos descubierto (aún). A mí me pasó con el café y el te, y una vez que probé esos dos dejé de endulzar todo lo demás, tal vez a vos te pasa algo parecido. 

Así que la próxima vez que pasees por los pasillos del super, o de algún almacén confundido acerca de qué edulcorante es el adecuado, acá van algunos consejos útiles para facilitar el proceso de compra.

Elegir edulcorantes naturales

Los edulcorantes como la miel, el jarabe de arce (o jarabe de maple), la pasta de dátiles, la stevia y el azúcar de coco provienen directamente de la naturaleza. Siempre hay que revisar las etiquetas cuando se va a comprar algo. Muchas veces, las marcas de alimentos intercambian edulcorantes más naturales por otros artificiales menos costosos, como el jarabe de maíz de alta fructosa y los “sabores naturales”.

Considerá para qué lo vas a usar

¿Esto irá en un café, se agregará a una receta o se rociará sobre un desayuno? El sabor, la textura y el nivel de dulzura son factores a tener en cuenta cuando uno elige cuál es el mejor. Usar purés de frutas o frutas frescas en lugar de azúcar refinada es ideal para hornear galletitas o budines sin los picos y bajones de energía no deseados. 

Probá agregar pequeñas cantidades de banana, dátiles, higos o compota de manzana en lugar de azúcar para obtener dulzura y un un buen aporte nutricional.

La moderación es clave

Mientras que algunos edulcorantes pueden ser mejores que otros para vos, aún pueden tener efectos perjudiciales para tu salud cuando se consumen en exceso. Hacete fan del lema “menos es más”. El consumo excesivo de cualquier edulcorante, natural o no, pondrá en riesgo tu salud y te va a causar los efectos negativos del azúcar.

Siempre es importante tener en cuenta tu tamaño, nivel de actividad y objetivos de salud al decidir cuánto edulcorante incluir en tu dieta. Es importante ser consciente de tu consumo de edulcorantes y optar por alternativas naturales siempre que sea posible.

Contacto para turnos y consultas: 

WhatsApp +54 911 5017 1404 

Instagram: @wholychoices

Blog: licvalecoach.blogspot.com.ar

Skype: valeria.lopez2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Meditación de Equinoccio de Otoño

Los equinoccios así como los solsticios, representan portales enormes de energía que nos d…