Por Elena de la Llana – Casa Eszka

Fueron varias las veces que me hicieron esta pregunta de chica y siempre respondía: “Quiero ser la dueña de una escuela”. Casi sin pensar, repetía lo mismo una y otra vez. Y la conversación, entonces, giraba en torno a mi avidez por convertirme en empresaria. Era evidente (para el mundo adulto) que si quería tener una escuela y no ser “simplemente” una maestra, significaba que iba a ser muy buena en rangos altos o medios de una organización. Varios años después, sin recordar un ápice de estos diálogos a temprana edad, en eso me convertí…

Pasó el tiempo y una carrera exitosa hasta que me di cuenta de que seguía sintiendo un vacío dentro mío. Tenía la familia perfecta, el trabajo soñado y había logrado casi todo lo que me había propuesto pero, muy en el fondo, algo hacía ruido… mucho ruido. No tenía idea de qué hacer de mi vida, pero claramente sabía lo que no quería: seguir en piloto automático ya no era una opción.

El primer paso fue aceptarme tal cual era, aceptar que estaba perdida, que tenía miedo de seguir toda mi vida así, pero también tenía miedo de animarme a dar el salto. Aceptarme insegura, vulnerable, vacía. Aceptarme frágil. Aceptarme fría. Dejé de juzgarme.

El segundo paso fue tener la certeza de que todo lo que quisiera cambiar de mi vida iba a ser posible cuando me sintiera lista, fuerte y segura. Entonces, no me obligué a dejar todo, si bien sabía que tenía que hacerlo. Me tomé el tiempo que necesité. Y no para planearlo todo, sino para sentir, para conectar, para escucharme.

Y, solo ahí, en ese momento supe que de verdad todo iba a estar bien. Cuando confié desde la panza. Cuando el deseo fue tanto más fuerte que la razón… entonces surgió la magia.

Recordé que toda mi vida había querido tener una escuela, recordé que de chiquita tenía claro mi sueño, mi propósito de vida. Recordé que mi escuela no era la escuela convencional… esa donde van los nenes todos los días, ocho horas, a aprender matemática e inglés. Recordé que mi escuela se trataba de aprender y enseñar a ser feliz. Recordé que se puede vivir conectado, consciente. Recordé que todos venimos con un don a esta tierra. Que todos tenemos algo que contar, que enseñar. Todos somos especiales. Simplemente tenemos que recordarlo. Y vos… ¿te acordás qué querías ser cuando eras chico?

Energía y astros

Todos los meses, el cielo nos regala la posibilidad de conectar con una energía en particular. Podemos usarla a nuestro favor y ponerla de nuestro lado. Particularmente yo la uso para que mis clases de yoga tengan más fuerza. Mes a mes, me conecto con la energía astral y la plasmo en una clase que la represente. De esta forma la trabajamos, la integramos a nuestra vida y la manifestamos con mayor conciencia.

Así, por ejemplo, en marzo la energía de Aries nos dio la oportunidad de trabajar los inicios, el liderazgo. Conectar con nuestros sueños para ponerlos en acción y llenarlos de energía. En abril, por el contrario, las clases reflejaron a Tauro con el foco de concretar, de bajar a tierra todo lo comenzado en el ciclo anterior.

Este mes es el turno de Cáncer. Nos toca vivir la energía del refugio. Conectar con el hogar. Con nuestras raíces. Nutrirnos. Protegernos. A nivel físico, Cáncer rige dos órganos: los pechos y el estómago. A nivel psicológico, rige el mundo de las aguas, es decir, las emociones y estamos proclives a conectar con ellas con mayor permeabilidad y profundidad.

A continuación, te propongo una serie de ejercicios para que puedas aprovechar la energía disponible en el cielo.

Ejercicio de respiración para mejorar tu digestión

  • Doblá la lengua en forma de U. Si no podés doblar la lengua, colocá los labios en forma de pico sacando la punta de la lengua discretamente hacia afuera.
  • Inhalá por la boca a través de la lengua curvada o boca en forma de pico.
  • Exhalá por la nariz.
  • Hacé la respiración, tanto al inhalar como al exhalar, larga y profunda, sintiendo cómo tus pulmones se llenan y se vacían a su máxima capacidad.
  • Repetí el ciclo por 3-4 minutos.

CONTACTO

hola@casaeszka.com

Facebook / Instagram: @casaeszka

11 3629-1982

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Antropometría

Por Lic. Paola Moskovic – Nutricionista U.B.A (Mat. 3507). Especialista en Nutrición Clíni…