Cuando cae el sol, Barra empieza a prender las luces, las botellas se iluminan y las voces de la gente pueblan el lugar. Las risas y la charla son parte del ambiente relajado que propone este local, que está pensado para que las personas puedan compartir un momento distendido.

Al idear Barra, sus dueños retomaron una práctica de la coctelería que había quedado relegada: la vermutería. El vermut se presenta como ese trago que se toma luego del trabajo, entre amigos, colegas e incluso vecinos: “La copa de la tarde es simple, va acompañado de tapas o picadas, medio al paso. Es un espacio social y de charla”, explica Juan Martín, uno de los dueños.

Sin embargo, este local está abierto desde la mañana hasta la noche, por lo que las opciones de la carta y los hábitos de consumo de tragos varían a lo largo del día. “Al mediodía, uno puede tomar una gaseosa o un vino con una hamburguesa, por la tarde comienza el consumo de aperitivos y a la noche aparece la coctelería y las bebidas destiladas”, agrega.

Esta misma versatilidad se observa en la arquitectura del local, donde aquel que desea pasar un momento tranquilo puede instalarse en el piso de arriba. Este fue pensado para aquella persona que quiera relajarse mientras contempla el horizonte. Para quienes buscan un espacio más social, se ofrece la barra y las mesas que la rodean. Juan Martín explica: “La barra es jolgorio, ahí podés tomar un trago parado, al paso, charlar y brindar con la persona que está a tu lado”.

Como un detalle que hace al ambiente, sus dueños están interesados en que la música sea otra protagonista, y shows en vivo como DJ´s o bandas unplugged sorprenden a los visitantes.

¿Cómo surge la propuesta de Barra?

Yo soy gastronómico y vivo en Nordelta. Y empecé a notar un hábito bastante claro por la tarde. La gente salía del trabajo e iba a tomar algo a las cervecerías de la zona, por eso me pareció perfecto armar una barra que complementara esa demanda. El horario del after office estaba reinado por la cerveza, y el vermut es un tipo de bebida que la gente joven a veces no conoce porque nadie se lo ofreció. En Barra hay personas que descubren un ala de la coctelería que estaba totalmente olvidada.

¿Qué define a una vermutería?

Años atrás, la vermutería era un clásico. Cuando bajaba el sol, la gente se juntaba a compartir una picada y un vermut, que es una bebida con hierbas y algún destilado. Hoy proponemos recuperar ese momento de encuentro luego de un día largo de trabajo.

¿En qué consiste la propuesta culinaria?

Ofrecemos lo que se conoce como una cocina “bohemia”: no es pretenciosa pero sí variada. Es una base de tapeos de autor simple, algunos clásicos, otros no. También contamos con ensaladas, opciones tipo finger food, e incluso hamburguesas.

¿Cómo fue la recepción?

Desde que inauguramos, el lugar nos está dejando con la boca abierta. Pusimos precios amigables e intentamos sumar números musicales para crear un espacio agradable.

¿Qué buscaron con el diseño del espacio?

Nosotros queríamos una barra en la vereda, y eso era inamovible. Consideramos darle toda la contención posible, para que durante el invierno pueda cerrarse y haya refugio del viento y el sol. Creo que lo más atractivo es que es un espacio donde podés ver pasar a la gente, charlar con otra persona que está de paso.

¿Qué se lleva la persona que visita Barra?

Un lugar de coctelería profesional, que acompaña algún momento de las personas. Sobre todo, es un espacio de amigos, por la gente que lo frecuenta. Somos todos vecinos y se genera una comunidad en la barra misma, todos brindan y charlan entre sí y eso crea un ambiente especial.

Chiara Lauria

CONTACTO

Días y horario: de lunes a lunes, de 8.30 al cierre.

Dirección: Av. De los Lagos 7010, Centro Comercial de Nordelta.

Facebook/Instagram: vermutería barra

Teléfono: 4871-5232

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Recetas de Diana Boudourian: Shamalí