El día de San Valentín es una fiesta que tiene un origen cristiano, en donde se conmemoran las buenas obras realizadas por San Valentín de Roma relacionadas con los conceptos de amor, afectividad y amistad.

Se decía que San Valentín, sacerdote en la época del Imperio romano, casaba a los soldados con sus mujeres en las bodegas de las cárceles, en los tiempos en que el cristianismo fue prohibido. El emperador Claudio II sostenía que los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras. Valentín consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador, por lo que se lo conoce como el santo del amor.

Cuando Claudio II descubrió lo que hacía, lo encarceló. Allí, un oficial quiso ponerlo a prueba, y lo retó a que devolviese la vista a su hija Julia, que había nacido ciega. Valentín aceptó y lo logró. Siguió preso hasta su ejecución el 14 de febrero del año 270. Julia, agradecida al santo, le plantó un almendro de flores rosadas en conmemoración.

Se tiene registro de que la primer celebración oficial en la Iglesia Católica fue el 14 de febrero de 494. La festividad fue incluida en el calendario litúrgico tradicional y fue celebrada por los siguientes 15 siglos. En 1969, bajo el pontificado de Pablo VI y después del Concilio Vaticano II, fue eliminado del calendario. Así pasó a ser una fecha con santo pero sin celebración.

Pero el festejo había echado raíces en varias sociedades. Desde el siglo XVIII se convirtió en un gran negocio, cuando la Revolución Industrial permitió la producción en cadena de tarjetas de felicitación, uno de los regalos más frecuentes del día de San Valentín.

Además de la generación que festeja este día en todas sus formas, existe un grupo que incrementa cada año: los Anti San Valentín, quienes tratan de romper con las etiquetas y acabar con los esquemas de la celebración. La mayoría de los que tienen esta ideología de rechazo se basan en algunas razones. Genera estrés y presión social, y ayuda a desarrollar el consumismo.

Aunque este grupo de personas aborrezca el festejo del amor, ellas también tienen sus propias fiestas para “celebrar” que no tienen una pareja amorosa o no organizaron un encuentro con sus familias o amigos. Otros, en cambio, prefieren quedarse en la comodidad de sus casas y ver una película mientras cenan.

En nuestros tiempos, celebramos este día con la exclusiva y única razón de demostrar nuestro amor a nuestros seres queridos, sin importar la religión u orientación que uno tenga.

Este año hay muchas opciones en la zona para poder pasar San Valentín con los que más queremos, así como también opciones para regalar. A continuación presentamos algunas: 

Emilia Chávez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Julio Zamora se reunió con empresarios de Tigre: preocupación por el empleo y la incertidumbre económica de la Argentina

Con eje en el sostenimiento de empleo local, el intendente de Tigre, Julio Zamora, mantuvo…