Por Carolina Luchía Puig

Ya no son las grandes empresas las que están trabajando todos los días en gestionar sus marcas: la marca personal consiste en considerarse a uno mismo como una marca. Así de fácil. Y la idea es diferenciarte del resto para tener más éxito tanto en tus relaciones sociales como en las profesionales.

Todos tenemos una marca personal pero no todos son conscientes o le dedican tiempo a desarrollarla y a gestionarla. En los últimos años, trabajé con muchos profesionales, emprendedores y empresarios que sintieron la necesidad de hacerlo para abrirse a nuevas oportunidades laborales, por cambios de carrera, nuevos proyectos y/o negocios, y para diferenciarse del resto con una imagen sólida y positiva que los posicione mejor tanto en el mundo físico como en el entorno digital.

Ponete en el lugar de una empresa que recibe CV iguales. Los toman como si fueran estadística, por lo que, para diferenciarte, tenés que construir, promocionar, comunicar y proteger tu marca personal. Si sos emprendedor y buscás interactuar con determinadas empresas o sectores de una industria determinada, el desafío no varía.

¿Ves la importancia de saber qué y para qué te sirve gestionar tu marca personal? Me imagino que ya estarás pensando: me gusta la idea de mostrar mi valor diferencial y mis capacidades, con el impacto de una marca, pero…

¿Por dónde empezar?

Lo primero que debés tener en cuenta es definir objetivos y armar una estrategia. Podés empezar trasladando tu marca al currículum vitae. Los perfiles en las redes sociales cada vez son más visitados por las empresas que reciben a los candidatos; se impusieron como una herramienta más de consulta. Por eso, creá, construí y consolidá tus perfiles en las redes sociales. No mezcles tus perfiles profesionales con los personales. Sé consistente. Todo es susceptible de ser visto por las empresas o los potenciales socios, clientes, etcétera. LinkedIn es la red social más importante para crear relaciones con profesionales y la más útil para tu marca personal.

Las redes sociales, como seguramente sabés, abren posibilidades. Convertirte en una persona influyente será una tarea más difícil y que demande más tiempo. Pero convertirte en un perfil diferente del del resto, no. Demostrar pasión, sobresaliendo, es la mejor fórmula para darle visibilidad a una marca personal y cualquiera se fijará en quien más se destaque.

¿Qué más podés hacer para gestionar tu marca personal? Podés crear un blog propio o colaborar en otros blogs. Esto te permitirá destacarte del resto y mejorar tu posicionamiento en los motores de búsqueda.

• Definí un objetivo: ¿qué quiero? ¿qué me gustaría conseguir profesionalmente?

• Con las respuestas a estas preguntas tendrás fijados tus objetivos, que pueden ser varios.

• Analizá lo que puedan estar haciendo otros profesionales de perfiles similares al tuyo. Así podrás ir tomando ideas.

• Analizate internamente. Conocerte, saber cuáles son tus fortalezas y debilidades es clave.

• Analizá también tu entorno: las posibles amenazas que puedan haber externamente, así como las oportunidades que te puedan ayudar a crecer.

• Estudiá a tu público objetivo. Tenés que llegar a las personas que te interesan, a las que estás lanzando ideas, conocimientos, mensajes, valores.

• Identificá en qué canales querés o te interesa estar. Tenés que elegir bien en cuáles querés estar para después gestionarlos y trabajarlos.

Trabajar tu marca personal es un arte, pero vale la pena intentarlo.

CONTACTO: 

Instagram: @cluchiapuig

Mail: info@carolinaluchiapuig.com

Teléfono: 11 6973-1229

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Tapas, mercados y recuerdos culinarios

Por Gisela Gallego El tapeo, esa forma peculiar de comer parados, habilitando charlas con …