Los equinoccios así como los solsticios, representan portales enormes de energía que nos dan la oportunidad de conectar con los ritmos de la naturaleza.

Cuando tomamos conciencia de estos ritmos y (re)construimos este vínculo entre nosotros y el universo, entre el arriba y el abajo, entre el cielo y la tierra, una parte de nosotros vuelve a conectar con su propio ritmo. Una parte de nosotros sana.

Ensordecidos con el ruido del afuera, nos hemos distraído de nosotros mismos, acallando y postergando nuestra propia escucha.

Los equinoccios son momentos propicios para pausar, equilibrar, y hacer un pequeño balance de lo que está aconteciendo en nuestras vidas.

La Bahía y Mijal Shapiro invitan a participar de este evento para que juntos podamos honrar y conectar con este ritmo.

 Sábado 23 de marzo, de 9:30 a 10:30 en El Faro, Bahía Grande, Nordelta. Traer mat o colchoneta. Intercambio: dos alimentos no perecederos. Actividad para mayores de 16 años. Se suspende por lluvia.

Contacto:

Mijal Shapiro
Profesora de Kundalini y Hatha Yoga
Estudios en Chamanismo y Toltequidad
Teléfono: 11-3674-8015
Instagram: @mijalshapiro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

El Día de la Madre se celebra con un exclusivo menú en Rufino Argentino

Rufino Argentino se prepara para agasajar a las madres en su día, y este 20 de octubre sor…