Por Gisela Gallego

El tapeo, esa forma peculiar de comer parados, habilitando charlas con quienes están alrededor, son muy populares en cualquier lugar de España. Hoy por hoy, se han convertido en un ícono culinario mundial y hasta tienen un día de celebración conocido como el Día Mundial de la Tapa, que se conmemora también en la Argentina.

Según el presidente de la Real Academia de Gastronomía, Rafael Ansón, “su éxito supone la superación de la rigidez de la alta cocina francesa y abre un espacio de libertad. Comer de tapas, es decir, tapear, es comer sin reglas fijas, pudiendo cocinero y comensal buscar la forma de encontrar la emoción y la felicidad. Y las posibilidades son infinitas, porque pueden ser tanto tradicionales como creativas e, incluso, sofisticadas”.

Para quienes ya han experimentado esta divertida forma de salir en esas largas rutas de bares por alguna ciudad española, la apuesta se redobla con la propuesta de los clásicos y renovados mercados. Hay una gran tradición de mercados de abastecimiento reconvertidos en espacios gourmet en los que se mezclan quienes hacen las compras con los que van a comer y los curiosos que admiran las grandes estructuras con historia y demás atractivos que ediliciamente suelen tener estos espacios.

Con gran movimiento, buen ambiente y sabores, cada vez hay más lugares buscados por viajeros que captan la esencia del lugar a través de los colores, las texturas y las voces que allí se cruzan. Entre los más renombrados están el mercado de San Miguel en Madrid, el de la Boquería en la rambla de Barcelona, el de Abastos en Santiago de Compostela y el de las Atarazanas en Málaga.

Este último data de 1876 y hoy sigue concentrando la atención de quienes visitan la ciudad mediterránea en la Costa del Sol. Los foodies encuentran en este lugar no solo un sinfín de sabrosas comidas típicas, como sardinas asadas, boquerones, berenjenas con miel de caña, gazpachuelo y sus imperdibles vinos típicos. Ahora también hay tours gastronómicos que además de una visita guiada incluyen una experiencia culinaria completa. Allí descubren los productos de estación y aprenden a seleccionar los mejores para luego llevar adelante un taller de cocina de recetas tradicionales.

Otro atractivo es la posibilidad de escoger el alimento en un puesto y llevarlo a otro a que lo cocinen a la vista y saborearlo recién hecho con el plus de la elaboración y la frescura garantizada.

Más allá de ser un amante de la gastronomía o no, nadie debería perderse la experiencia de pasar una mañana en Atarazanas. No se trata solo de comprar; es un rincón emblema de la capital malagueña, un lugar para pasear sin prisa, observar el ajetreo cotidiano, escuchar las voces de los vendedores… y comer, claro.

Estos mercados invitan siempre a llevarse sabores y recuerdos de esos que perduran y que provocan el deseo de volver una y otra vez. 

CONTACTO

Web: www.spain.info

Mail: buenosaires@tourspain.es

Oficina de Turismo de España

Embajada de España en Argentina

Dirección: Avda. Figueroa Alcorta 3102 C1425DZB Buenos Aires

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Recetas de Diana Boudourian: Rosca de Miel