Aunque se encuentran alteraciones en la calidad y/o cantidad seminal en el varón en un 30 al 40% de los casos, la edad avanzada de las mujeres con deseo reproductivo puede considerarse como la principal causa actual de incremento de la esterilidad en nuestro medio.

Se sabe que la mujer presenta su máxima fecundidad entre los 20 y los 30 años. A partir de esta edad se inicia el declive fisiológico de la fecundidad, que es mucho más acusado desde los 35 años, y aún mayor a partir de los 38.

¿Cómo se hace el diagnóstico de las causas de infertilidad?

Los pilares del estudio integral de fertilidad son:

  • Estudio del proceso ovulatorio y reserva ovárica: Se realiza a través de análisis de sangre para medir hormonas y también con ecografía donde se evalúa recuento de folículos ováricos. De esa manera estudiamos si la mujer ovula y parámetros de cantidad de sus óvulos.
  • Evaluación del aparato reproductor femenino: Evaluado principalmente mediante ecografía transvaginal e histerosalpingografía. En algunos casos también se indica el estudio de la cavidad interna del útero con una histeroscopia y de la pelvis y abdomen a través de una laparoscopía.
  • Estudio del varón: Espermograma – Test de fragmentación del ADN en espermatozoides (Túnel)

¿Qué tratamientos de fertilidad se pueden realizar?

  • Tratamientos de baja complejidad: la inseminación intrauterina consiste en la descarga de una muestra seleccionada del semen de su pareja o de un donante en la cavidad uterina de la paciente. El crecimiento folicular se controla mediante ecografías. Es un procedimiento indoloro, que dura unos cinco minutos y que no requiere anestesia. La tasa de embarazo por ciclo es de un 15%, pero dependen de la edad de la mujer. A partir de los 38 años el éxito disminuye aceleradamente.
  • Tratamientos de alta complejidad: FIV (fertilización in vitro) e ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides) Comienza con la estimulación ovárica: este período suele durar entre 7 a 10 días. Se indica realizar tratamiento con medicación hormonal para obtener varios óvulos. Durante la misma se realizan controles con ecografía y laboratorio hormonal. La punción de folículos ováricos se realiza para extraer lo óvulos de los ovarios. El procedimiento es en el quirófano y con una sedación suave para no tener molestias. La duración suele ser de aproximadamente 20 a 30 minutos. El día de la aspiración de los óvulos, la pareja deja en el laboratorio una muestra de semen, también se puede utilizar semen de banco en casos de factor masculino severo o pacientes sin pareja. El semen es necesario para fertilizar los óvulos. Al día 3ro o 5to de la aspiración el laboratorio informa la cantidad y calidad de los embriones obtenidos. Se realiza la transferencia embrionaria en el mismo ciclo de la aspiración o en un ciclo posterior. El resultado de este se observa a los 12 a 14 días de la transferencia.
  • Ovodonación: Existen algunos casos en los que las probabilidades de conseguir un embarazo utilizando los propios óvulos es escasa o no es posible ya que la mujer no puede generarlos. La solución en estos casos es la utilización de óvulos de una donante anónima en un ciclo de Fecundación in Vitro. La paciente receptora realiza un sencillo tratamiento de preparación endometrial para poder recibir en su útero los embriones generados con los óvulos donados y los espermatozoides de la pareja o de un donante.

¿Qué es la crio preservación de gametos?

  • Es una técnica de preservación de la fertilidad que permite guardar gametos (óvulos o espermatozoides) en frio, para utilizarlos en otro momento.
    • La congelación de óvulos o también conocida como vitrificación de ovocitos permite a las mujeres decidir el momento de ser madres, pudiéndose utilizar estos ovocitos en el momento deseado. Se aconseja realizar la preservación de la fertilidad cuando todavía existe una adecuada reserva ovocitaria, preferencialmente antes de los 35.
    • Se realiza en varones que van a ser sometidos a un tratamiento oncológico o que por motivo médico necesitan posponer su paternidad. También en aquellos casos que pueda presentarse dificultad para obtener la muestra de semen en los Tratamiento de Fertilidad de Baja o de Alta Complejidad.

¿Se puede estudiar genéticamente a un embrión antes de realizar la transferencia embrionaria?

  • En la actualidad, después del estudio y consejo genético se recomienda hacer un Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) a los embriones, cuando hay probabilidad cierta de que esos embriones puedan transmitir anomalías genéticas de padres portadores de alguna enfermedad hereditaria.

El DGP consiste en realizar una biopsia a todos los embriones para poder determinar por medio de técnicas de bilogía molecular, si es portadora o no, de la alteración que produce la enfermedad. Una vez realizado el diagnostico, los embriones sanos son transferidos al útero.

El DGP se está utilizando para estudiar anomalías cromosómicas (aneuploidías) en embriones de mujeres con abortos de repetición, en mujeres mayores de 40 años y en fallos repetidos de implantación; con el fin de transferir al útero embriones sin anomalías cromosómicas para aumentar las tasas de gestación.

Dr. LAUTARO TESSARI

M.N. 106995   M.P. 448250

Médico Ginecólogo Especialista en Medicina Reproductiva integrante del Staff de Grupo Médico Maschwitz

Codirector Médico “Fertilis Medicina Reproductiva”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Afición por las zapatillas

¿Qué es el Streetwear? El Streetwear es un estilo de ropa casual que se hizo global en la …