Lic. Cecilia Giordano – OrientarC BA. Nordelta: Orientacion/ Reorientacion Vocacional y Laboral

Son muchos los adolescentes o jóvenes que inician una carrera y en el ruedo se dan cuenta de que no es para ellos o que no les resulto como esperaban. Si bien es difícil obtener datos actualizados oficiales sobre deserción a nivel nacional es sabido que son altos los niveles de deserción en los primeros años en las universidades.

Sin embargo, nadie quiere pasar por la experiencia de cambiar de carrera. Elegir correctamente es lo que queremos pero no siempre lo logramos. Eliminar el equívoco en las acciones humanas, las circunstancias siempre cambiantes o conflictos personales no es posible.

Los errores en la elección de carrera generan consecuencias. Desde el punto de vista emocional es un golpe a la autoestima, una gran frustración aunque al mismo tiempo genera alivio abandonarla. También genera otros sentimientos y emociones asociadas como miedo a volver a equivocarse, culpa por el error cometido, por los gastos realizados. También afecta a los padres, les genera ansiedad, incertidumbre, replanteos, etc. Desde el punto de vista económico genera pérdidas tanto para las familias como para el pais, en el caso de estudiar en universidades del estado.

Pero, ¿Cuáles son las causas? Las causas son variadas. No voy a hablar de las relacionadas al sistema más macro que también las hay, me voy a centrar en causas a nivel personal. En algunos casos, los jóvenes lejos de guiarse por sus aptitudes e intereses, cumplen con expectativas o deseos de los padres. En otros casos, dejan la decisión para último momento y no investigan lo suficiente solucionando rápidamente la problemática de la elección. A veces, creen que determinada carrera tiene una mejor salida laboral que otras o que está mejor considerada socialmente.

Llegan al consultorio casos de jovenes que, con marcada ansiedad, solicitan ayuda para realizar una nueva elección. A esto lo llamamos reorientación vocacional.

En general visualizan aspectos negativos de la experiencia y todas los sentimientos ligados a ello, no sucede lo mismo con los aspectos positivos. Por ejemplo, equivocarse en la elección puede ser visto como perdida de tiempo pero haber cursado el primer año en una universidad puede haber posibilitado conocer aspectos de la vida universitaria, conocerse mejor, hacer nuevos amigos, descubrir cómo eligió o lo que le falto hacer y aprender de ello. 

Durante una reorientacion, el nuevo proceso de elección, invita a reflexionar sobre la experiencia vivida, transformando el error o “fracaso” en posibilidad de aprendizaje. Se mira desde una óptica diferente. La valoración negativa de la situación se transforma y permite avanzar, profundizando en el autoconocimiento.

A veces, es necesario pasar por diversas experiencias hasta dar con la correcta. Como dice Antonio Machado en su poema, …”Caminante, no hay camino, se hace camino al andar…” El camino ofrece enseñanzas de vida. A veces el camino desacertado es el necesario para descubrir algo en nosotros y tomar una decisión.

Encontrar la vocación personal no es fácil pero tampoco imposible. La eleccion de carrera es un proceso. No se elige quien y como ser de un día para el otro. El recorrido tampoco es lineal, tiene idas y vueltas, avances y retrocesos. Nuestra identidad no se consolida en un abrir y cerrar de ojos, requiere tiempo y de nuevas experiencias.

La orientación y reorientacion vocacional, entre otras acciones preventivas o remediales, pueden ayudar en este recorrido generando un impacto positivo en el proyecto de vida de los jóvenes y posiblemente también, en la competitividad económica de una sociedad o país.

Contacto:

Cel.: 115. 657.8476

Email.: orientarcba@gmail.com

Instagram @orientarcnordelta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Recetas de Diana Boudourian: Keppe veggie

El trigo burgol se presenta en 4 moliendas, entero, grueso, fino y doble fino. Es rico en …