Por la doctora Mariela Boccadoro MN 101.348 y MP 332.251

En la Argentina estamos siendo cada día más conscientes de la importancia del cuidado de la salud, pero aún estamos lejos del ideal. Los datos indican que la principal causa de muerte en mayores de 45 años es la enfermedad cardiovascular: el 35 por ciento de las muertes totales.

Adoptar buenos hábitos es importante pero también seguir las recomendaciones del profesional para que sean realmente beneficiosos. La misma dieta no sirve para todos por igual y no siempre los que hacen actividad física están preparados y corren riesgos innecesarios. No todos podemos hacer ejercicio con la misma intensidad y frecuencia. El punto de partida es comprender el valor de la consulta preventiva: ir al médico estando sanos; no solamente al sentirse mal.

En Grupo Médico Maschwitz diseñamos un chequeo cardiológico preventivo anual que, en solo dos horas y en un solo lugar, propone a cada paciente ser evaluado de manera individual, tomando en cuenta sus antecedentes, su historia familiar, hábitos, factores de riesgo, etcétera. Un excelente punto de partida hacia un estilo de vida mejor, con total conciencia del estado de salud y atendiendo a las recomendaciones del profesional.

El chequeo también ayuda a detectar situaciones de riesgo que no presentan síntomas. Un tema que no es menor, ya que muchas enfermedades silenciosas solo se detectan así. Cuando aparece el síntoma cambia dramáticamente el pronóstico para el paciente.

La diabetes, la hipertensión arterial y algunos tipos de cáncer no presentan síntomas en sus etapas iniciales. Los últimos estudios demuestran que un tercio de la población con hipertensión arterial desconoce su enfermedad.

En la Sede Torrepueblo, en Benavídez, el Grupo Médico Maschwitz ofrece una evaluación cardiológica preventiva en menos de dos horas, que consiste en:

• Extracción de sangre para análisis de laboratorio.

• Desayuno.

• Entrevista con el cardiólogo. Evaluación personalizada para detectar factores de riesgo cardiovascular (hipertensión, diabetes, colesterol elevado, entre otros) o patologías cardiovasculares asintomáticas.

• Realización de ECG con examen físico.

• Eco Doppler cardíaco por médico ecocardiografista.

• Prueba de esfuerzo (ergometría).

• Entrevista médica de cierre y solicitud de nuevos estudios complementarios si fueran necesarios.

¿Quiénes deben hacerse un chequeo cardiológico?

• Hombres a partir de los 35 años y mujeres a partir de los 45 años, aun sin tener síntomas.

• Personas hipertensas, diabéticas, con trastornos del colesterol, tabaquistas o con obesidad.

• Personas cuyos padres o hermanos (hombres menores de 55 y mujeres menores de 65 años) hayan padecido enfermedad cardiovascular o muerte súbita.

• Personas que decidan iniciar una actividad física programada.

• Personas que hayan sufrido problemas cardíacos o vasculares, o con dolor de pecho, falta de aire, soplos, palpitaciones o edema de piernas, entre otros.

El mejor momento para hacerse un chequeo cardiológico es cuando tomamos conciencia de pertenecer a alguno de los grupos enumerados arriba. No hay que esperar a tener síntomas. Prevenir salva vidas.

 

CONTACTO

Dra. Mariela Boccadoro, médica clínica especializada en diabetes

Médica de staff del Grupo Médico Maschwitz

Turnos: 0810.345.155 / 11.3701.6457

Web: www.grupomedico.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Afición por las zapatillas

¿Qué es el Streetwear? El Streetwear es un estilo de ropa casual que se hizo global en la …