Parece fuera de lo común ver películas biográficas cuando el personaje en cuestión sigue vivo. El año pasado vivenciamos los estrenos de grandes relatos de las interesantes vidas de celebridades como Bohemian Rhapsody, (Freddie Mercury) y First Man(Neil Armstrong), y hay un sinfín de ellas en la historia del cine, la mayoría de sus protagonistas ya fallecidos.

Pero Dexter Fletcher, quien es conocido principalmente por su actuación, dirigió esta película acerca de la vida de Elton John, uno de los cantantes más exitosos y extravagantes de los dos últimos siglos (y que quedará en la historia).

Elton, nacido como Reginald Kenneth Dwight, ganó cinco premios Grammy, cinco premios Brit (dos por su “contribución a la cultura británica”), un Globo de Oro, un Tony, un Disney Legends, un Óscar y el Premio Kennedy.

Entre sus otros no menores logros, el artista creó la Fundación Elton John contra el VIH/SIDAen 1992, fue introducido en el Rock and Roll Hall of Fameen 1994 y nombrado Comendador de la Orden del Imperio Británico y luego caballero en 1996 por la reina Isabel II por sus servicios hacia la música y actos caritativos.

John logró mantener su canción “Candle in the Wind” (en la cual habla sobre Marilyn Monroe y cantó en el funeral de la Princesa Diana) durante catorce semanas como número uno en el Billboard Hot 100, y es uno de los sencillos más vendidos de la historia con más de 33 millones de copias.

Con tantas hazañas bajo su brazo y una historia inspiradora (fue uno de los primeros artistas en declararse homosexual, en 1988), era imposible no realizar un film sobre él. Quizás se hizo mientras todavía vive porque le quedan muchos años más para seguir triunfando.

El elenco está integrado por Taron Egerton como el cantante, Richard Madden como John Reid, su manager y expareja, y cuenta con estelares apariciones como Jamie Bell (Billy Elliot, 2000) y Brice Dallas Howard (The Help, 2011).

La película se basa en throwbacks a los mejores y peores momentos de la gran estrella, pasando por fuertes drogas y demás excesos hasta los mejores outfits y temas en vivo. A partir de algunas escenas podemos conocer cómo surgieron canciones tan conocidas como Your Songo Don´t Go Breaking My Heart.

Siendo un film acerca de una personalidad tan excéntrica como lo es Elton John, quizás la edición de colores podría haberse tenido más en cuenta.

Tampoco falta una buena dosis de soledad, sentimiento clave que formó gran parte de su reputación. Una dosis cruda de lo que es ser un mega famoso en un mundo cruel y sin amor. Un musical que repasa de una manera muy especial una historia digna de ser contada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

La Odisea de los Giles: la argentinidad al palo

La Odisea de los Giles cuenta la historia de gente común y corriente que vive en Alsina, u…