Nosotros somos el problema, pero también la solución. Cada acción individual multiplicada por los millones de habitantes de la Tierra solucionaría gran parte de los problemas que nosotros mismos causamos.

Como seres humanos generamos cantidades de toneladas de dióxido de carbono al año, pero sin saber que la Tierra solo puede reciclar tres, muy por debajo de lo que generamos. El resto se acumula año tras año en la atmósfera alimentando el efecto invernadero. Por eso es más que urgente e importante realizar acciones compatibles con el mundo que les queremos dejar a nuestros hijos, nietos, sobrinos y demás descendientes. Entonces, hablando en términos sustentables, les comparto algunas recomendaciones para repensar y preparar el terreno para que el cambio se empiece a ver y a producir en nuestro metro cuadrado.

¿Qué podemos hacer en casa?

  • Apagar las luces y aprovechar la luz del día al máximo. Utilizar lámparas led.
  • Ahorrar energía comprando aparatos y electrodomésticos de clase A o B, cuyo consumo está optimizado y que ninguno quede en stand-by mientras no los usemos.
  • Bajar la temperatura del calefón solo 1 °C y así reducir la factura entre un 5 y un 10 por ciento y evitar hasta 300 kg de emisiones de C02 por hogar por año.
  • Colocar burletes en las puertas y ventanas para que no pase el frío.
  • Cambiar el cuerito de las canillas para evitar goteras. El ahorro de agua es ahorro de energía, ya que esta llega a nuestros hogares mediante bombas eléctricas.
  • Separar los residuos en húmedos y secos.

¿Qué podemos hacer en el jardín?

Podemos ayudar a que las abejas y las mariposas polinicen. Es importante concientizarnos acerca de que los polinizadores son de gran importancia para los ecosistemas y para la producción de alimentos. Cuando un insecto roza una flor para recoger el néctar, los granos de polen se acumulan en su cuerpo desde la antera. A medida que la criatura maniobra en cada flor, deja un residuo de polen en el estigma y desencadena el proceso de polinización. La polinización es una parte muy importante del ciclo de vida de las plantas.

Colocando plantas y flores que atraigan a las abejas y las mariposas colaboramos con la polinización. Entonces, si cultivamos especies nativas que florezcan a lo largo del año, las ayudamos a alimentarse y a sobrevivir. Estas son algunas de sus flores favoritas: romero, lavanda, facelia, hiedra, tomillo, zinnias, liliáceas, caléndula, campanillas, el aster, cosmos, madreselva, chirimolla. Es muy importante que no utilicemos productos químicos, ya que podrían matar a las larvas y a las propias mariposas, además de perjudicar al medioambiente.

¿Qué podemos hacer como comunidad?

Podemos contribuir con campañas de forestación, andar más en bicicleta o en tren y utilizar menos el auto, y compartir el auto con los vecinos o colegas de trabajo.

¿Qué podemos hacer como personas?

Podemos mejorar nuestro metro cuadrado cada vez que podamos, ceder el paso, ser considerados; en definitiva, cuidar en el amplio sentido de la palabra.

Entonces quedan todos invitados a probar y realizar varios de estos cambios.

Contacto: 

www.proyectar.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Men In Black: International, un cambio de camada

2019 podría llamarse el año de las secuelas. En Hollywood, los productores y directores in…