E l ritmo de vida actual nos lleva casi sin darnos cuenta a comer en forma desordenada, saltear comidas y realizar luego comidas excesivas para saciar el hambre o calmar la ansiedad. Si esto se suma al sedentarismo es doblemente perjudicial y entramos en un círculo vicioso difícil de modificar. El camino es hacia el sobrepeso o la obesidad.

Sin embargo, también los atletas, si no prestan atención a su alimentación, pueden tener sobrepeso (exceso de tejido adiposo sobre la masa muscular), que les generará un rendimiento mucho menor, mayor cansancio y una lenta recuperación después del ejercicio.

Debemos alimentarnos en forma saludable y acorde a nuestras actividades, pero ¿cómo ponemos esto en práctica?

  • El primer paso es tomar la decisión de mejorar la forma de comer y dedicarle tiempo a esto. Ocuparnos con buena información de lo que es más conveniente para cada uno de nosotros. Comenzar a elegir y realizar una buena selección de alimentos, desde lo que compramos en el supermercado y lo que tenemos en la heladera hasta lo que nos servimos en el plato. Incorporar alimentos frescos y evitar comidas muy elaboradas con cantidades excesivas de grasas y azúcares.
  • Tener en cuenta la cantidad de alimentos que consumimos, según la edad, el sexo, la actividad física y el objetivo nutricional, y la distribución de las comidas a lo largo del día. Nunca saltearlas, ya que no comer es doblemente perjudicial: no tenemos energía, formamos más tejido adiposo y perdemos masa muscular. Si comemos bien y aportamos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita, notamos rápidamente el cambio y nos sentimos mucho mejor.
  • Cuando existe sobrepeso u obesidad, ya sea en personas sedentarias o atletas, debemos modificar nuestra composición corporal. Disminuir el tejido adiposo y mejorar la masa muscular. Para conseguir este objetivo es fundamental realizar un plan de alimentación individual, orientado a los objetivos y las necesidades, los gustos, hábitos, horarios, tipo de trabajo y organización familiar, entre otros factores, que hacen que el plan sea algo factible, fácil de realizar, y que se pueda mantener en el tiempo. De otra manera, los resultados no van a ser los esperados, y esto generará decepciones y abandono.

Como herramienta en este camino, los nutricionistas especializados en nutrición deportiva utilizamos la antropometría, que a partir de la medición de pliegues, perímetros y diámetros nos indica la composición corporal, es decir, la cantidad de tejido adiposo y masa muscular, masa ósea, masa residual y piel de nuestro organismo.

A partir de esa información, el plan de alimentación se orienta con mucha más exactitud, y potencia los resultados en forma positiva. Su utilización en el control nutricional de atletas es muy conocido, pero su utilidad se extiende a todas las personas que deseen comer y sentirse mejor, realicen actividad física o no. Hay que comenzar. ¡Vale la pena!

CONTACTO

Lic. Paola Moskovic, nutricionista especialista en Nutrición Clínica y Deportiva, antropometrista ISAK I y II

Teléfono: 15 3442-9063

Mail: paomoskovic@yahoo.com

Facebook: Nutrisaludpaolam

Instagram: Paola Moskovic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Tres escapadas imperdibles desde Madrid

Nos encanta la capital española. Madrid es la puerta de entrada al viejo continente y ejer…