La mayoría de las personas saben que fumar causa cáncer y otros problemas de salud graves. Pero el tabaquismo también puede dañar los ojos. El tabaquismo (los cigarrillos, los puros/cigarros o las pipas) puede causar enfermedad pulmonar, enfermedad cardíaca, cáncer y muchos otros problemas graves de salud. Estos son algunos problemas oculares que empeoran con el tabaquismo. Revisemos las recomendaciones de la Academia Americana de Oftalmología.

Ojo seco. Se produce cuando las lágrimas no son capaces de lubricar los ojos en forma adecuada. Si padece de ojos secos y fuma, será más propenso a sentir los ojos ásperos, a sentir picazón o ardor en los ojos o a tener los ojos rojos.

Cataratas. Si fuma, correrá un mayor riesgo de padecer cataratas. Esto ocurre cuando el cristalino del ojo se opaca (naturalmente debe ser transparente). Puede causar visión borrosa y hacer que los colores se vean opacos, desteñidos o amarillentos. Las cataratas se pueden quitar mediante una cirugía.

Degeneración macular relacionada con la edad (DMRE).Esta enfermedad se produce cuando una parte de la retina llamada mácula se daña. Se pierde la visión central y no se pueden ver los detalles con precisión. Sin embargo, la visión periférica (lateral) funciona normalmente. En ocasiones, los medicamentos o una cirugía pueden ayudar a algunas personas a evitar que la DMRE empeore. Sin embargo, no existe cura. Los estudios demuestran que los fumadores y exfumadores tienen más probabi- lidades de desarrollar DMRE que las personas que nunca fumaron.

Retinopatía diabética. Los fumadores que también sufren de diabetes corren el riesgo de padecer retinopatía diabética. La retinopatía diabética ocurre cuando se dañan los vasos sanguíneos de la retina. Causa visión borrosa o distorsionada, y posiblemente puede provocar ceguera. El tratamiento incluye medicamentos o cirugía.

Problemas en el nervio óptico. Las personas que fuman corren el riesgo de tener problemas en el nervio óptico. El nervio óptico conecta el ojo con el cerebro. El daño en este nervio puede provocar ceguera. El tabaquismo también puede aumentar los factores de riesgo que conducen al desarrollo de glaucoma, una enfermedad que afecta al nervio óptico.

Uveítis. El tabaquismo puede causar una enfermedad que afecta la parte del ojo llamada úvea. La úvea es la capa intermedia de la pared ocular. La uveítis ocurre cuando esta capa se inflama (se hincha y tiene color rojizo). Esta enfermedad provoca ojos rojos, dolor y problemas de visión.

Hipertiroidismo y enfermedad de Graves. Es una enfermedad de la glándula tiroidea del cuerpo. Uno de los síntomas de la enfermedad de Graves es la presencia de ojos protuberantes. Los fumadores que padecen enfermedad de Graves corren el riesgo de que el estado de los ojos empeore. Además, pueden perder la visión.

¿Está embarazada? El tabaquismo puede dañar los ojos del bebé. Si fuma mientras está embarazada, su bebé podría nacer mucho antes de lo debido, El parto prematuro puede causar un problema ocular grave llamado “retinopatía de la prematuridad”, que incluso puede llevar a la ceguera. El riesgo de padecer del síndrome de muerte súbita del lactante también es más frecuente. Incluso estar cerca del humo de un cigarrillo puede causar problemas de salud en usted y su bebé.

Evitar fumar activa o pasivamente es una de las mejores inversiones que puede hacer por su salud y por la salud de sus seres queridos.

CONTACTO:

Doctora Betty Giselle Arteaga, jefe Baja Visión y Rehabilitación Visual – Servicio
de Oftalmología, profesora del departamento de Clínica Quirúrgica del Instituto Universitario Hospital Italiano de Buenos Aires

WhatsApp +54 9 11 3829-0962

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Ya funciona en Benavídez un nuevo Hospital Municipal

Los vecinos de Tigre ya se atienden en el flamante Hospital Municipal de Diagnóstico Inmed…