La similitud entre este tipo de maquillaje es que todos se aplican en la zona de las mejillas, por eso puede resultar confuso para muchas personas la diferencia de la utilidad entre el rubor, el bronzer y el iluminador.

En primer lugar, el rubor, también conocido como “blush” en inglés, da la sensación de ruborización o sonrojo al aplicarlo en el rostro. Este mismo se puede encontrar en polvo, crema o en barra. Por la función que cumple, es más común hallarlo en tonos rosados o rojizos. Este se aplica directamente en los pómulos y mejillas.

En segundo lugar, el bronceador, también conocido como bronzer, da la sensación de estar bronceado. Se lo puede encontrar en polvo o en crema. Se puede utilizar para dar un contorno a la cara, destacar facciones creando sombras y para definir los pómulos. Suele hallarse en tonos marrones y dorados y se aplica en los pómulos, frente, mandíbula, mentón (muy suavemente) y costados de la nariz.

En tercer y último lugar, el iluminador, tiende a destacar y dar luz a distintas partes del rostro. Se puede aplicar por encima de los pómulos, en la punta de la nariz, y por debajo de ella en el comienzo del labio, y a veces en la frente (si tu rostro no es grasoso), pero sin excederse.

@makeupchess_

Por Camila Iara Hess.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

¿Por qué hay que usar protector solar?

Aunque no sea tan visible, la protección solar ayuda en un montón de aspectos a la piel y …