La masa de kadaif es muy flexible, semeja fideos muy finos de sabor neutro, de manera que podemos utilizarlos para la elaboración de platos dulces y salados.

Se pueden presentar como nidos, arrollados como cilindros, o pasteles rellenos.

Debemos tener la precaución de cubrir la masa con un lienzo durante la preparación, porque se seca con mucha facilidad.

Podemos adquirirla en tiendas especializadas en productos orientales.

 

Ingredientes:

½ kg de masa de kadaif                            

200g de manteca

400 g de ricota        

150 cc de crema de leche

2 yemas                                            

2 cdas de azúcar

150 g de almendras                        

 

Almíbar:

500 g de azúcar                                          

250 cc de agua

2 rodajas de limón                          

2 clavos de olor

1 ramita de canela

 

Preparación:

Mezclar la manteca clarificada y tibia, con la masa de kadaif.

Disponer la mitad de la masa en asadera enmantecada de 20 x 30 cm.

Mezclar la ricota con la crema de leche, las yemas y el azúcar y colocar sobre la masa.

Espolvorear con 100 g de almendras repeladas, fileteadas y tostadas.

Cubrir con la mitad restante de la masa de kadaif.

Cocinar en el horno, a temperatura moderada – 180º C -, por espacio de 55’, hasta dorar.

Retirar, rociar con almíbar frío, espolvorear con las almendras restantes peladas, fileteadas y tostadas.

Dejar enfriar, cortar en porciones y servir.

 

Para el almíbar:

Colocar en un recipiente el agua, el azúcar, la rodaja de limón, la canela, los clavos de olor y hervir durante 20′, hasta obtener punto miel.

 

Chef Diana Boudourian

www.facebook.com/dianaboudourian

www.dianaboudourian.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

La Odisea de los Giles: la argentinidad al palo

La Odisea de los Giles cuenta la historia de gente común y corriente que vive en Alsina, u…