La miel, delicioso producto natural desarrollado por las abejas (apis mellifera), del néctar de las flores, se consume desde el siglo X aC.

La mezcla del néctar con las enzimas es almacenada en las colmenas, donde el producto madura y, luego de un tiempo que varía según el origen de donde la obtienen las incansables obreras, se transforma en miel, con propiedades nutricionales, vitaminas y minerales esenciales para el organismo.

Ingredientes:                             

2 sobres de gelatina sin sabor                

½ taza de agua                              

3 pomelos

300 g de queso crema      

ralladura de 1 pomelo                   

100 g de miel                                  

4 cdas de azúcar                

4 claras                    

100 g de cerezas en almíbar                   

1 racimo de uvas blancas

 

Preparación:

Hidratar la gelatina sin sabor con ½ taza de agua.

Incorporar el jugo de los pomelos.

Calentar hasta que la gelatina esté disuelta (cuidar que no hierva). Reservar.

Mezclar el queso crema con la ralladura de pomelo, la miel, las cerezas y la gelatina reservada y fria.

Mezclar 3 claras con azúcar y batir a punto merengue, a baño María.

Disponer en molde savarin previamente humedecido.

Enfriar 3 horas en heladera.

Servir decorado con uvas escarchadas con azúcar.

 

Para las uvas escarchadas:

Pincelar con clara batida y espolvorear con azúcar.

 

Chef Diana Boudourian

www.facebook.com/dianaboudourian

www.dianaboudourian.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

La Bahía de Nordelta extiende su propuesta gastronómica

HELL’S PIZZA La pizzería recién llegada copia el estilo neoyorkino de “by the slice” (por …