Theodore Robert Cowell Bundy podría haber sido el caso jurídico más famoso de su época. No sólo por la contradictoria historia que se llevó a cabo durante tantos años (y durante tantos juicios), sino por el mismo protagonista de aquella. Bundy fue considerado, además de uno de los asesinos en serie más despiadados, uno de los más apuestos.

Ted Bundy nació en Burlington, Vermont, Estados Unidos en 1946. Estudio Psicología por un tiempo, luego dejó la carrera y volvió a estudiar Derecho en la Universidad de Washington. Desde 1974 se le adjudicaron casos de mujeres secuestradas, violadas y asesinadas violentamente por él, en su mayoría en el contexto universitario.

En este caso, la película se basó en la historia de los asesinatos, pero dio un pequeño twist e incorporó a la trama las relaciones amorosas del homicida. Durante sus años en la facultad estuvo profundamente enamorado de Elizabeth Kendall, una madre soltera con quien convivió hasta que comenzó a ser sospechoso de los crímenes de varias jóvenes. Más tarde, en la época de juicios y más juicios, lo acompañó Carol Anne Boone, la cual actuó como el canal de comunicación entre Bundy y la prensa.

Ted bundy fue representado por Zac Efron, quien a sus 31 años, parece que todavía no le es posible sacarse la faceta de “niño bueno” que llevó por tanto tiempo siendo la cara recordada de High School Musical. Sus intereses afectivos fueron interpretados por Lilly Collins (Love, Rosie) y Kaya Scodelario (Maze Runner), las dos con muy buenas actuaciones en el film.

La película también contó con estrellas reconocidas como Haley Joel Osment (The Sixth Sense), Jim Parsons (The Big Bang Theory) y John Malkovich (Being John Malkovich), quien le dio una perfil cómico al juez del último proceso de Bundy.

El director, Joe Berlinger, ya se había dedicado a películas acerca de crímenes, y tiene en su catálogo trabajos reconocidos como Blair Witch 2y la trilogía de Paradise Lost. Lo acompañó en el guión la mismísima Elizabeth Kloepfer (con un cambio de apellido para su personaje), pareja del asesino. “Liz” aportó al film con su libro, The Phantom Prince: My Life with Ted Bundy, que consiste en los testimonios y episodios de su vida desventurada.

Con soundtrack propio, escenas bien preparadas y atmósferas preocupantes y rígidas, Ted Bundy: durmiendo con el asesino se presentó como una fiel versión de la historia real, sin dejar de lado un foco interesante que llama la atención, especialmente en el final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Ad Astra: un viaje hacia uno mismo

El hombre siempre soñó y seguirá soñando con lo que se puede encontrar fuera de su hogar, …