En 2017, Agustín decidió hacer un cambio radical desde lo profesional. Dejó la empresa de tecnología donde trabajaba y se enfocó en algo que había disfrutado toda la vida: la fotografía. Para él, no se trataba de cualquier tipo de fotos, ya que aquello que lo convocaba eran los animales, particularmente verlos en su estado natural: “Siempre amé a los animales; desde chico me paso horas leyendo, y aprendiendo sobre ellos”, explica.

El punto de inflexión se dio durante su luna de miel, donde junto con su mujer decidieron cumplir un sueño y viajar a Sudáfrica. Allí se deslumbró al conectarse con esos animales y paisajes sobre los que había leído tanto: “Cada especie tiene una energía particular que resulta cautivadora. En su hábitat natural, los ves por lo que son: auténticos”.

Durante el viaje, Agustín se detuvo numerosas veces a fotografiar la fauna local y, al regresar, editó las fotos y armó cuadros para su casa. La posibilidad de empezar a difundir su trabajo se dio gracias a que alguien supo detectar la belleza y particularidad de sus fotos: “Una vez, los chicos de Negro (por Negro House & Pleasures) vinieron a mi casa, y al ver mis fotos me propusieron armar cuadros para vender”, relata.

Gracias a este equipo que supo confiar en él, comenzó a armar un camino por el que apuesta al cien por ciento: “Hoy tengo 41 años, y recién ahora siento que estoy descubriendo mi camino. Pero es algo que me hace sentir pleno. Puedo estar toda una noche editando una foto y planificando el próximo viaje”, explica.

Actualmente, sus cuadros se encuentran expuestos en Negro House & Pleasures y Paul French Gallery. Además, durante septiembre participará en BADA, una feria donde presentará su obra como artista emergente.

Fotografiás animales en su estado natural, ¿cómo es el momento en el que tomas esa foto?

La foto va apareciendo, no es que la vas buscando. La particularidad de la fotografía es que es un instante que vos tenés que atrapar, pero no siempre conseguís aquello que buscaste. A veces te encontrás con un instante atrapado, quizás hasta mejor de lo que buscabas. Cuando estoy frente al animal, la mayoría del tiempo lo contemplo. Cada especie tiene una energía muy particular, y eso que emanan me resulta cautivador.

¿Qué es lo que más te atrae de los animales?

Que son llanos, no tienen dobleces. Lo que ves es lo que son, de manera espontánea y totalmente improvisada. Y cuando los ves en su tierra es una experiencia distinta; se ven plenos, auténticos.

¿Cómo llegaste a elegir tu estilo?

Pensándolo desde un lugar estético, las fotos de los animales suelen ser un tanto cargadas para un ambiente. Empecé a pensar cómo usar el animal, pero lograr una foto más liviana, sin perder mi objetivo de transmitir la esencia de cada especie. Explorando, descubrí el monocromo saturado.

¿Qué es lo próximo que se viene para vos?

En septiembre vamos a hacer un viaje con “Buckingham Travel”. Nuestra idea es llevar a un grupo de personas hasta Nairobi, donde vamos a encontrar el ciclo de “la gran migración de los Ñus”, que vienen desde el sur de Tanzania. En Serengeti, se da una confluencia de miles de animales de distintas especies y es un espectáculo imperdible. Vamos armando el grupo para ir, y a medida que avanzamos en el viaje, la idea es dar un curso de fotografía.

¿Qué intentos transmitir con tu fotografía?

La experiencia, lo que uno vive, siempre es distinto de lo que podés ver en una foto. Para mí, el desafío es lograr capturar y transmitir la esencia de lo que ese animal me significa.

Chiara Lauria

CONTACTO:

Instagram: @acmt.photography

Mail: agustincleris@icloud.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Ya funciona en Benavídez un nuevo Hospital Municipal

Los vecinos de Tigre ya se atienden en el flamante Hospital Municipal de Diagnóstico Inmed…