¿Qué sería del mundo si nadie se acordara de The Beatles? Esta es la cuestión que presenta Yesterday, la nueva película que se desarrolla en Inglaterra, dirigida por Danny Boyle.

Jack Malik (Himesh Patel) es un exprofesor y aspirante a ser un compositor y cantante reconocido. Lo apoya su amiga y representante, Ellie Appleton (Lilly James, Mamma Mia! Here we go again.), una maestra de primaria que lo único que quiere ver es que Jack triunfe en el mundo de la música. Luego de un inesperado apagón mundial y de un accidente, Jack se encuentra en una posición extraña: es el único que sabe quiénes son The Beatles, o que alguna vez existieron.

Al verse en esta situación, el protagonista solo puede tomar dos caminos. Tratar de convencer a un planeta entero de algo que al parecer nunca sucedió, o aprovechar la oportunidad y convertirse en el mejor escritor de canciones de la historia.

El elenco también cuenta con la participación de Kate McKinnon como Debra Hammer, una manager que sólo persigue el dinero, y estrellas reconocidas como el cantante Ed Sheeran y el conductor televisivo James Corden, interpretándose a ellos mismos respectivamente.

Algo un poco extraño es el trayecto que decidió seguir Danny Boyle, director y productor de la película, ya que en su pasado dirigió obras maestras como Trainspotting (1996), The Beach (2000) y Slum Dog Millionaire (2008), todas de un género muy diferente al de la comedia. Boyle comentó en una entrevista como solía bailar con sus hermanas cuando sus padres ponían algunos vinilos, y aseguró que “esa fue la historia desde siempre; [The Beatles] les pertenecen a todas las generaciones a medida que evolucionamos”.

El guionista y también productor Richard Curtis, reveló que tuvieron que contactarse con Paul McCartney y Ringo Starr, dos de los integrantes de la banda, para poder realizar la película. En total se utilizaron 18 de sus canciones, incluyendo Here Comes The Sun, Eleanor Rigby y, por supuesto, Yesterday.

Yesterday no se debe mirar con ojo crítico, ya que la temática en sí no difiere mucho de una trama superficial con personajes un poco exagerados en su jocosidad y expresión.

El film es una comedia romántica que hace recordar los clásicos de una de las bandas más influyentes de la música rock, con algunos guiños interesantes que harán que la audiencia vuelva a enamorarse de las letras de The Beatles y reafirmar su importancia en nuestra cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Ad Astra: un viaje hacia uno mismo

El hombre siempre soñó y seguirá soñando con lo que se puede encontrar fuera de su hogar, …